Saltar al contenido
Como se celebra

Como se celebran las posadas en Honduras

Las posadas navideñas llegan a Centroamérica y con ello a los pueblos de Honduras con la finalidad de hacer de las fechas previas al nacimiento de Jesús, un tiempo en preparación para la alegría y la esperanza de la llegada del Mesías nacido en un pesebre, techo que alojó sus primeros días en la tierra, tras el peregrinaje de sus padres la Virgen María y San José por el pueblo de Belén.

Para el pueblo hondurence las festividades navideñas inician con las populares fiestas que hoy se reconocen ante el mundo como las posadas, dando inicio el 16 de diciembre, finalizando el 24 del mismo mes cada año.

Creencias de Honduras

Gracias al proceso de colonización, los pueblos prehispanos reciben en transferencia de conocimientos de la nueva raza, las profecías en texto de las Sagradas escrituras y con ello la profetización de la fe católica, con la cual a lo largo de los años en los diferentes pueblos de América y en este caso en especifico al pueblo de Honduras, llegan las festividades religiosas tradicionales de Centroamérica, implantadas en un inicio en México y extendiéndose a las naciones aledañas, las posadas navideñas, en homenaje a l recorrido, peregrinaje de María y San José en camino de búsqueda de posada para el recibimiento del hijo de Dios, el Mesías.

Actualmente consideradas las posadas navideñas de Honduras parte de la cultura del pueblo hondureño, quienes los nueve días previos a la llegada de la navidad celebran como fiestas populares religiosas sen sus territorios, con altares y rituales religioso las fiestas en homenaje a San José y la Virgen santísima, en recuerdo de los difíciles momentos que tuvieron que pasar en búsqueda de un techo que recibiera el nacimiento del Salvador, quien finalmente tras la negación de la posada en diferentes lechos de Belén, tuvo que nacer en medio de un pesebre con la compañía y abrigo de sus padres y algunos animalitos presentes ene l establo que sirvió de cuna en sus primeros días de vida.

Creación de Las Posadas Navideñas en Honduras

Posadas de Honduras

La llegada de las posadas navideñas a Honduras data al siglo XVI con la presencia de los misioneros que con fines de profetizar la religión católica, llegan a México a infundir en las creencias de los aztecas la fe en Jesucristo, aprovechando transferir sus creencias en medio de las fiestas que para entonces eran celebradas por los aztecas y que con el paso del tiempo fueron siendo sustituidas por el cristianismo.

Para el año de 1587 se empiezan a realizar las primeras posadas en México, extendiéndose a otros países vecinos entre los que no escapa Honduras. En un inicio eran organizadas por sacerdotes quienes reunían a la población en el atrio de las iglesias y conventos, similarmente al rezo de las novenas de aguinaldos las posadas tomaban gran populismo en medio del Santo Rosario que nunca debía  de faltar en dichas celebraciones; a medida que paso el tiempo se fueron organizando de tal forma que su significado referenciaba la peregrinación de María Santísima y San José en camino hacia la llegada del Niño Jesús, el novenario de las posadas en Honduras.

Versos de las posadas navideñas

A diferencia de otros países, en Honduras se ha vuelto muy popular los versos de las posadas navideñas, insignia de las costumbres propias de este país en celebración de estas, una de las fiestas navideñas de mayor importancia para los Latinoamericanos, especialmente para los países del centro del continente.

  • Afuera: En el nombre del cielo, os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada
    Adentro: Aquí no es mesón, sigan adelante pues no puedo abrir, no vaya a ser un tunante
  • Afuera: No seas inhumano tennos caridad, que el Dios del cielo, te lo premiará
    Adentro: Ya se pueden ir, y no molestar porque si me enfado os voy a apalear
  • Afuera: Venimos rendidos, desde Nazaret, yo soy carpintero, de nombre José
    Adentro: No me importa el nombre, déjenme dormir, pues yo les digo que no hemos de abrir
  • Afuera: Posada te pide, amado casero, por solo una noche, la reina del cielo
    Adentro: Pues si es una reina, quien lo solicita ¿Cómo es que de noche anda tan solita?
  • Afuera: Mi esposa es María, es Reina del Cielo, y Madre va a ser del Divino verbo.
    Adentro: ¿Eres tu José? ¿Tu esposa es María? entren peregrinos, no los conocía
  • Afuera: Dios pague señores, vuestra caridad y que os colme el cielo de felicidad.
    Adentro: Dichosa la casa que alberga este día a la Virgen pura, La hermosa María.